Actuaciones

Post

TRIUNFO MATINAL

Guillermo Hermoso de Mendoza resultó el triunfador numérico del festejo al obtener tres trofeos y además en los prolegómenos del festejo, recibió el trofeo que lo acredita como mejor rejoneador de la pasada Feria de Pascua 2023.

Obtuvo dos orejas de su primer toro gracias a una faena plena de vibración y buen toreo. Parando al buen astado de San Pelayo montando a ALQUIMISTA le fue atemperando para medirlo en banderillas. Con MARTINCHO destacó en una primera parte en la que lo principal fueron las reuniones, saliendo el caballo siempre compuesto de las suertes y vaciándose la embestida del toro. La lidia iba in crescendo y subió todavía un peldaño de emoción con MALBEC, sobre todo cuando realizó las piruetas a la salida de la suerte y que fueron muy celebradas por el tendido. Y la guinda del pastel la puso ESENCIAL dando calidad y brillo a la suerte final con dos rosas muy bien ejecutadas y un gran par a dos manos que fueron el prologo perfecto a un rejón de muerte en todo lo alto.

Otro trofeo obtuvo en el cierra plaza, un toro que quizás fue el de menos embestida del festejo, aunque como toda la corrida tuvo mucha nobleza. Guillermo se fue a porta gayola con JIBARO pero en el momento de la salida el astado se fue para otro lado y no pudo haber reunión. Cuando JIBARO lo enceló, el astado se rebosaba por la cola del caballo que con giros lo iba toreando muy despacio y muy ceñido. Fueron los mejores momentos del toro, porque tras esto se fue apagando y sería con BERLIN cuando todavía pudo lucir con algún galope de costado, trincherazo o hermosinas, si bien a todo le faltaba el empuje del toro. ORFEO cerró las banderillas largas con la espectacularidad de las preparaciones de las suertes y de las banderillas y volvería a ser ESENCIAL el que levantó la lidia con dos rosas, pero sobre todo con dos pares a dos manos arriesgados y frontales. Volvió a acertar con el rejón de muerte Guillermo y el toro se echó, pero volvió a levantarse y quedó amorcillado durante bastante tiempo, restando la suma de trofeos del joven navarro, que se tuvo que conformar con una oreja más para cerrar así la cuenta en tres.