Actuaciones

Post

PRIMER RABO

Daba comienzo la temporada 2022 para Pablo Hermoso de Mendoza y lo hacía con un cartel de seis rejoneadores que cerraba el pequeño de la dinastía, Guillermo Hermoso de Mendoza. El evento en la ciudad de Calatayud, en la plaza de toros Margarita, la segunda más grande de Aragón, solo superada en tamaño por la de la Misericordia de Zaragoza.

Se puso pesado el frío y ante esto, Guillermo antepuso el calor de su juventud y de su entrega y volvimos a ver al mejor Guillermo. A ese que el año pasado arrasó en Sevilla y que dejó el listón a una considerable altura. Toro enrazado este sexto al que JIBARO interpuso su grupa y lo fue templando con giros milimétricos comenzando con este emocionante inicio una comunión con el público que duraría toda la faena. Porque espectacular fue el inicio de JIBARO, con el que diremos dejó al toro entero, pero impresionante sería lo realizado a continuación sobre DISPARATE. Una chorreo de toreo, de presencia del caballo siempre junto al toro y sus terrenos. De banderillas al estribo, dejándose rozar la piel con los pitones y de unas hermosinas esperadas por el respetable y celebradas por todo lo alto. Fue una borrachera de toreo que hizo que en las gradas se olvidaran hasta del frío. Remató la labor bandilleril sobre INDICO, ahora con un toreo más redondo, pero sobre todo con piruetas inéditas en una tarde de tantos caballos y que calaron también en los tendidos. Hasta entonces todo había sido nuevo, Guillermo había realizado suertes que no se habían visto y el colofón fue el par a dos manos de las cortas montando a ESENCIAL, por los adentros, dando cercanía a la reunión y emoción a la salida. Antes dos rosas en lo alto del morrillo y para cerrar un rejón hasta la bola que hizo que el toro doblase y los tendidos se poblaran de unos pañuelos blancos exigentes de los máximos trofeos. Dos orejas y rabo para el jinete y vuelta al ruedo para el toro fue el balance triunfal de esta última lidia de la tarde.

Una tarde que en la estadística quedará marcada por dos datos. El primero que todos los caballos que saltaron al ruedo bajo la mano de los Hermoso de Mendoza pertenecían a su propio hierro de PH y por lo tanto todos habían nacido en su casa. El segundo es el especial significado que tiene el rabo obtenido por Guillermo y es que el último que se obtuvo en esta plaza fue a las manos de su padre, Pablo Hermoso de Mendoza el 9 de septiembre de 2.006.