Actuaciones

Post

PLENO OREJIL

Segundo festejo en siete días para Guillermo Hermoso de Mendoza que hace que parezca que esto vuelve poco a poco a la normalidad. Luego, las limitaciones en los tendidos y los huecos obligados te devuelven a la realidad de la situación sanitaria actual, pero es de agradecer y siempre es un buen síntoma, que el aforo permitido se cubriera y que la gente acudiera a la plaza con ganas de divertirse.

Esas ganas del público ya quedaron patentes en el primer toro de Guillermo, un astado cinqueño que apenas colaboró con el jinete para el lucimiento de los caballos. A pesar de ese poco apoyo, el esfuerzo del jinete y el rejonazo final fueron el principal acicate para que el público solicitara las dos orejas que le fueron concedidas. Premio a una faena en la que desde la salida del toro, JIBARO, corría más rato detrás del toro que a la inversa. Siempre citándolo para tratar de sacarlo de sus huidas y colocarlo en suerte. Así Guillermo tuvo que improvisar un primer rejón en el que primó más la astucia que la vistosidad. Pareció que esto espabilaba algo al astado pero no fue así y solo eran arreones violentos los que lanzaba en las reuniones con BERLIN, quien porfiaba para a arrancar algún galope de costado con que poder lucirse y algo conseguía. Toda la labor de BERLIN fue al sesgo, con el toro aquerenciado y dando mucho mérito a toda su labor. ARSENIO colocó dos muy buenas banderillas, atacando de poder a poder y tratando de ajustar las piruetas. Cerró con la rueda de cortas montando a CORSARIO, clavando sin dejar al toro huir y cerrando con el desplante del teléfono, todo ello antes de dejar un rejonazo en lo alto al segundo intento y obtener las dos primeras orejas de la nublada tarde. 

El cuarto astado de la tarde tuvo una actitud muy similar a la de su compañero de ganadería, si bien éste tenía más nobleza en la embestida. Esto hizo que toda la lidia volviera a ser de continuos intentos del conjunto jinete caballo para sacar lo poco que el astado ponía de su parte. Lo castigó con un solo rejón montando a ALQUIMISTA y tras porfiar con el burel para sacarlo de sus querencias, salió con DISPARATE quien se cansó de provocar y citar al toro para poder lucir, no quedando otra que el lucimiento lidiador de ponerlo en suerte y ejecutar la misma a la altura del tercio. INDICO a toro totalmente parado colocó dos banderillas, dando paso a ESENCIAL que pasó por los adentros para dejar dos rosas en el lomo del astado antes de reunirse con los pares a os manos. Con un rejonazo en todo lo alto de efecto algo contrario el toro se amorcilló y Guillermo lo pasaportó al primer golpe de descabello. Otras dos orejas pedidas por un público muy entregado y concedidas por la presidencia para cerrar este pleno orejil en la segunda actuación de la temporada.

Decir que la autoridad permitió a los actuantes salir a hombros del coso y hacer un comentario favorable de la actitud del público en esa salida por la puerta grande, manteniendo la distancia con los toreros y sin aglomerarse en las furgonetas de cuadrillas.