Noticias

Post

PASEO TAURINO

Este sábado 20 de junio la tauromaquia triunfó en una de las ciudades donde el toro tiene más protagonismo. Pamplona lució un día soleado y concentró a toreros, pastores, ganaderos, corredores del encierro y sobre todo aficionados que en un número superior a los tres mil paseó por el recorrido del encierro reivindicando una fiesta que está impregnada de cultura.

Una marcha cívica que comenzó a las doce del mediodía en los Corrales de Santo Domingo y como si de un encierro se tratase, fue paseando por la plaza del Ayuntamiento hasta la calle Estafeta. Aquí, el paseo se vio interrumpido porque desde uno de los balcones que en San Fermín albergan a aficionados viendo el encierro, surgió la figura de Diego Urmeneta, con su acordeón  y ante el silencio de la marcha, entonó dos Jotas navarras relativas precisamente al encierro que desbordaron las emociones de más de uno.

Tras este paréntesis, la marcha continuó hasta la entrada del encierro de la Plaza de Toros, donde se esperó la llegada de todos los participantes para leer un manifiesto en boca del torero navarro Javier Marín y dar por terminado el exitoso acto.

En las primeras filas del paseo estaban Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza, secundados por casi la totalidad de los miembros de su cuadrilla, equipo y familiares.

Un día triunfal para la tauromaquia, en la que se pudo comprobar que Navarra está del lado del toro, en cualquiera de sus muchas vertientes.