Actuaciones

Post

IN CRESCENDO

Última corrida de la Feria de León, Guanajuato, 2020 y segunda presencia del apellido Hermoso de Mendoza en este mismo fin de semana. Ayer Pablo dejó constancia de su magisterio aunque el rejón de muerte le fue esquivo y en esta tarde nublada, Guillermo sí estuvo certero en esa suerte y acompañó a una gran tarde de toreo, con un cierre perfecto en su primero.

Un toro, con el que abrió plaza de mucha calidad y que Guillermo ya se la adivinó desde los primeros galopes con MANIZALES. Nada más pisar el ruedo, el toro se enceló en la cola de la yegua y esta lo fue templando, suave, dándole su tiempo y su tranco para que no se despegara. Un galope que permitía a MANIZALES, incluso gallear con la cola, haciendo cambiar la mano que marcaba el galope del toro. Lo dejó con un solo rejón de castigo, para aprovechar durante más tiempo la buena condición del toro y se fue por DISPARATE, con quien enseguida lo enceló con la cola y lo fue llevando al hilo de las tablas, galopando de costado hasta dejarlo colocado en los medios. Allí acometió la primera banderilla y volvió a llevarlo toreado, ahora abaniqueando con la grupa, haciendo la hermosina. Una nueva banderilla, llegando encima y cambiando de pitón fue el prologo para varios muletazos con el pecho del caballo, toreando en círculos en la cara del astado y nuevamente la hermosina antes de retirarse a por ARSENIO. El nieto de GALLO, si tiene algo, es que consigue conectar enseguida con el público, y con solo la preparación de la suerte, ya tiene a la gente entregada. Se fue parsimonioso al toro, dejándose ver y cuarteando en la cara para dejar la banderilla y darle tiempo al toro para componerse y hacerle una pirueta en la misma cara, sin apenas espacios. Tras la entrega del público en forma de ovación, volvió a colocarse y a dejar una nueva banderilla, también en los medios y volver a salir con piruetas de la suerte. Con ILUSION le dio un nuevo giro al último tercio, marcó las banderillas cortas atacando de frente, dando el pecho del caballo y consiguió llegar a la reunión con mucha elegancia y verdad. Agarró una rosa y con el toro en los medios, atacó desde tabas para volver a reunirse de frente en los medios. Y el colofón prefecto cuando agarró el rejón de muerte, se fue a la puerta de caballos con el toro en los medios, fue acometiendo muy despacio, con el rejón de muerte armado y cuando llegó al toro, un pequeño cuarteo para bajar la mano y dejar un rejón de muerte perfecto de ejecución, colocación y efecto. Casi no le dio tiempo de descabalgar y el toro ya estaba rodado sin puntilla, cerrando así la que posiblemente sea la mejor faena de esta temporada mexicana y desde luego, la faena mejor culminada desde un caballo que hemos visto en mucho tiempo.

No pudo redondear en el quinto debido sobre todo a la escasa fuerza del astado, que terminó cayendo al suelo en varias fases de la lidia. Brindó este toro al maestro Enrique Ponce y lo paró montando a JIBARO. Tuvo que suavizar los movimientos desde los comienzos para que el toro aguantara y apenas lo castigo con un rejón de castigo. Toda la lidia se basó en eso, en torear de cerca, pero sin forzar al astado para que no doblase. Las pocas fuerzas del astado, le hacían embestir con las manos por delante y echando la cara arriba y por lo menos, esa circunstancia negativa, daba emoción a la lidia. Con DISPARATE y con DONATELLI, tuvo momentos de mucha brillantez, pero sobre todo destacó en una lidia técnica, dando la ventaja al toro y no forzándolo. Aún así no pudo evitar que en un par de ocasiones el toro acabara en la arena. Cerró con tres rosas montando a CORSARIO con la nula colaboración del astado y el colofón fue el rejón de muerte, que de nuevo entró en buen sitio e hizo doblar al astado. Parte del público pensó que el toro había vuelto a caer y no se tomó bien este final. Guillermo descabalgó del caballo e intentó levantar al toro antes de ser apuntillado, para que el público comprobase que estaba herido de muerte y así fue, el toro ya no se levantó.