Actuaciones

Post

OTRA HISTORIA

Corrida con la que se celebra La Revolución mexicana en la localidad de Irapuato y en la que Guillermo Hermoso de Mendoza entró por la vía de la sustitución, regresando así a la plaza donde hace dos años comenzó la que fue su primera temporada larga por tierras de la república mexicana. Una fecha con historia en la familia Hermoso de Mendoza, porque precisamente un 14 de noviembre, hace veinte años, Pablo Hermoso de Mendoza se presentaba en la plaza México, donde con una enorme expectación, consiguió abandonar el coso de Insurgentes por la Puerta Grande. Comenzaba una historia que perdura dos décadas después.

Volviendo al hijo, comenzó la noche lidiando un astado de Teófilo Gómez al que esperó montando a MANIZALES. Con la yegua lo galopó en largo, dejando que el toro llegase para poco ir atemperándolo. No tenía precisamente mucho temple el toro, que embestía con fuera y siempre lanzando golpes con los pitones en la reunión. En banderillas el toro ya se presentaba imposible, embistiendo siempre al pecho y tapando la salida a los caballos. Comenzó montando a JANUCA, con quien consiguió buenos pasajes y dos buenas banderillas. En la segunda de ellas, Guillermo recibió uno de esos “tornillazos” que el toro lanzaba y le golpeó la rodilla, quedando a partir de ahí muy dolorido. Cambió de caballo y saltó a la arena con DONATELLI con quien colocó dos banderillas marcando los tiempos y cerró con GUITARRA, que sufrió y mucho las ventajas en la embestida del toro. Colocó tres banderillas cortas y un rejonazo al segundo intento que descordó, retirándose en silencio y como decimos, con un fuerte golpe en la rodilla todavía caliente.

Con la rodilla ya más fría y más calmada, Guillermo enfrentó al cuarto de la tarde, otro marrajo esta vez de Campo Real. Un astado terciado, pero con cara que embistió con brío de salida a JIBARO, pero que luego se dedicó a esperar a los caballos y agarradito al suelo no colaboró en nada, salvo en cazar a los equinos cuando pisaban sus terrenos. DISPARATE y ARSENIO tuvieron que tirar de experiencia y de valor para dejar las banderillas y en el último tercio la buena noticia de otro debut. El de ESENCIAL, otro caballo del hierro de la casa que dejó muy buenos detalles con las cortas y cada vez que pasó por la cara del toro y que venció con muy buenas expectativas las dificultades del astado.