Actuaciones

Post

SIGUE LA RACHA

El festejo de esta tarde, en principio estaba anunciado para el lunes pasado, pero como recordaremos ese día la lluvia caída momentos antes del comienzo del festejo hicieron que este quedara aplazado para el día de hoy, ya fuera de las fiestas patronales de la ciudad y una fecha un tanto atípica para Cuellar

Con el mismo cartel y con los mismos toros, el festejo comenzó luciendo ambos Hermoso de Mendoza un crespón negro en recuerdo de Jesús Ángel Arévalo González, vecino de la ciudad muerto por un toro el día anterior en el encierro de la mañana.

En su primero Guillermo dejó el sello de lo que lleva dentro y estuvo muy por encima de un astado que le ayudó muy poco. Con la experiencia y conjunción de BARRABAS dejó dos rejones de castigo perfectos de colocación en todo lo alto del morrillo. Dio paso a dos espectaculares y arriesgadas banderillas con BRINDIS con la que comenzó a meterse al público en el bolsillo y a arrancar los primeros olés. JANUCA continuó girando y toreando alrededor del toro, dándole el pecho y la cara en los embroques y provocándole esa tímida embestida que el toro tenía. Cerró con la experiencia de PIRATA con quien dejó tres banderillas cortas reunidas y de bonita estampa en la ejecución y entro a matar, dejando un rejón entero, pero perpendicular y contrario que no haría efecto. Con el descabello se cerró la posibilidad de obtener algún trofeo a pesar de que la gente lo pidió, aunque eso sí, se fue con el reconocimiento del público que le tributó una gran ovación.

Parecía que la corrida se iba entre fallos con el rejón de muerte y el mal juego de los toros cuando salió el sexto, abanto y despistado de salida sin mostrar mucha codicia por BARRABAS. Poco a poco el toro fue sacando mejor tranco hasta llegar a DISPARATE y tener esa movilidad que el caballo necesita. No fue un alarde de bravura, pero lo poco que tuvo lo exprimió el caballo y lució a la altura esperada. Igualmente bien estuvo ARSENIO, con banderillas al estribo y piruetas a la salida. PIRATA puso la clase en el tercio final y a pesar de un pinchazo previo, el público pidió las dos orejas para Guillermo que le abrieron la única puerta grande de la tarde.