Actuaciones

Post

TRES DE TRES

Segundo triunfo consecutivo de ambos Hermoso de Mendoza, en esta ocasión en el coso de Badajoz, dentro de la Feria de San Juan y donde ambos salieron a la calle por la Puerta Grande. Una tarde de temperatura agradable y donde los toros de Fermín Bohórquez contribuyeron al éxito del espectáculo.

Guillermo ya había abierto la puerta grande con dos orejas del tercero de la tarde. Un buen toro de Bohórquez al que el joven jinete cuajó de salida con un sobrio JIBARO, parándolo en terrenos reducidos y dándole el castigo justo para lucir luego con BRINDIS, posiblemente el caballo de la cuadra que más emoción pone en los enfrentamiento con el toro. Pisó unos terrenos que pocos pisan y salió de la suerte con una torería inmensa. También estuvo muy templado a la hora de torear de costado llevando al toro metido en el estribo. ARSENIO también destacó en las reuniones dándoles verdad y emotividad a los encuentros donde el caballo se arquea de forma espectacular. PIRATA, colosal, dejó dos banderillas cortas toreando y un par a dos manos en el mismo estribo para luego permitir que su jinete se descolgara sobre el testuz haciendo el teléfono y a continuación soltara un rejonazo sin puntilla para firmar un nuevo triunfo de Guillermo.

En el sexto, Guillermo volvió a tirar de raza y de esa insolencia que da la juventud y que se vio reflejada de forma madrugadora con BARRABAS parando al astado. Un caballo que es puro carácter y que a pesar que el toro se pensaba la embestidas, el caballo se metió en su territorio para sacarle la casta. En banderillas DISPARATE tiraba del toro para cambiarlo de terrenos y poderlo liar, aunque el astado no lo ponía sencillo y le costaba mucho embestir templado. Se fueron echando jinete y caballo la faena a la espalda e iban dejando destellos de calidad en cada una de las acciones. La lidia continuó por los mismos derroteros con JANUCA, quien con quites frontales tiraba una y otra vez del toro, sacando todo lo que el toro tenía y haciendo que la faena no cayera de nivel. No cayó, sino que subió de calibre con PIRATA, con las rosas en lo alto y con un par a dos manos sencillamente perfecto para cerrar una faena que hubiera sido nuevamente de premio si el rejón de muerte en esta ocasión no hubiera encontrado hueso de forma reiterado. Saludó una ovación, después de petición y abandonó el coso a hombros junto a su padre por segundo festejo consecutivo.